domingo, 30 de septiembre de 2018

PIEZA DEL MES / OCTUBRE 2018






































Manual de coro franciscano
Papel, tintas, cuero e hilos
18 x 12.7 x 4 cm
Fray Pedro Navarro
Imprenta de Guillermo Foquel
Salamanca, 1586

Monasterio de Santa María del Valle, Zafra


Tras el Concilio de Trento fue necesaria la edición de obras que sirvieran para unificar la liturgia en toda la iglesia católica. La progresiva implantación del llamado «Nuevo Rezado» supuso la impresión de nuevos misales, breviarios o libros de coro.


Este es uno de los nueve ejemplares, que guarda la biblioteca conventual antigua, para el uso de las monjas en el coro. Impresos en tintas negra y roja, contienen partituras musicales, en pentagrama con notas cuadradas gregorianas, para el acompañamiento de los oficios litúrgicos siguiendo el rito de los Hermanos Menores o franciscanos. 


La publicación del «Nuevo Rezado» fue un negocio tan abultado para los editores de la época, que algunos, como Plantino en Amberes, negociaron la exclusividad del privilegio real para sus imprentas. Sin embargo, se estamparon muchos libros en España, como lo hizo el florentino Julio Junta de Modesti, al que está vinculado Guillermo Foquel, natural de Brujas, impresor de esta obra en 1586, a poco de establecerse en Salamanca.


En la portada lleva un grabado calcográfico, obra de un artista centroeuropeo, quizá flamenco como su impresor, que representa la estigmatización de san Francisco, en medio de la naturaleza. Entretanto, a su lado, el hermano León medita ante un libro.













Galería alta
Hasta el 31 de octubre de 2018

viernes, 28 de septiembre de 2018

OTOÑO EN EL MUSEO: CONCIERTO

Domingo 7 de octubre de 2018
20:30 h.
Museo Santa Clara. Iglesia conventual
Zafra


El Coro de Cámara Amadeus, dirigido por Alonso Gómez Gallego, interpretará composiciones musicales sobre textos de escritoras inglesas de la época victoriana y poetas extremeños. Textos religiosos y de Emily Brontë, Christina Rossetti, Gabriel y Galán, y Luis Chamizo, con música de Ola Gjeilo, Rubén García, Juan José Poveda, Miguel Astor, Marcelo Valva y Dante Andreo.

El Concierto organizado por el Instituto Extremeño de canto y dirección coral, está incluido dentro de la Programación Lírica Extremeña (Plex) 2018: Extremadura y su Música. Ciclo "La Voz es Verso"


ESPACIO DONACIONES: SEPTIEMBRE 2018 - ENERO 2019

 
El pasado 19 de mayo se inauguraba el Espacio Donaciones en el Museo Santa Clara: una nueva actividad que nacía con los siguientes objetivos: dar visibilidad a las obras donadas al Museo desde 2007 para agradecer, con ello, la generosidad de los benefactores y no interferir con la exposición permanente, ni reducir la sala de usos múltiples.
Como la rotación se planteó cuatrimestralmente, para el periodo septiembre-enero, están expuestas ya las siguientes piezas de la colección del Museo: 























Luna
Plata parcialmente dorada, repujada y cincelada
Taller cordobés
Siglo XVIII      
Donación de D. Esteban Álvarez en 2010

 

























Flores conventuales           
Acuarela, lápiz y collage s/papel
José Manuel Salazar Vacas
2008
Donación del autor en 2012

 


























Tentaciones de san Jerónimo
Óleo sobre lienzo
Melquiades Domínguez Maguesín
2014      
Donación del autor en 2014


























San Antonio de Padua
Óleo sobre lienzo
Cristóbal Delgado
1928          
Donación de Dª Eulalia y Dª. Trinidad Delgado Arroyo en 2017

domingo, 2 de septiembre de 2018

DIEZ AÑOS DESPUES EL CRISTO DEL POZO REGRESA AL MUSEO



























Diez años después el Cristo del Pozo vuelve al Museo Santa Clara

En septiembre de 2008, el Cristo del Pozo y su retablillo estuvieron expuestos en el Museo como Pieza del Mes. Ahora, exactamente diez años después vuelven para resguardarlos tras el intento frustrado de asalto a la capilla. Tras el arreglo de la puerta que destrozaron unos desaprensivos volverán a la misma.

Historia del Cristo y su capilla
El 24 de septiembre de 1787, un hombre yendo a sacar agua del pozo, que da nombre a la calle, vio flotando la imagen de un Crucificado. Congregado el vecindario y avisada la clerecía, fue extraída con una escarpia que, aún, cuelga como testigo junto a la imagen. Informado el obispo de Badajoz resolvió que se expusiese a la devoción en la iglesia o en las inmediaciones del pozo. Por lo que, en 1792 y a costa de los vecinos, “se dispuso una decente capillita”, donde “permanece con luz toda la noche”.
La capilla, embutida en una de las casas de la calle, es tan modesta que apenas supera el metro cuadrado en planta. Cubierta con una bóveda de arista, tiene en su frente el altar con el retablo y, a la izquierda, un nicho en el que se colocaba la lámpara que lo iluminaba.
El crucificado es una talla policromada de regusto manierista, fechable a comienzos del siglo XVII, y destinada a la devoción doméstica
El retablillo seguramente es reaprovechado y obra del último tercio del siglo. Lleva, en el comedio, para alojar la imagen una hornacina cruciforme, que se enmarca con pilastrillas con cartelas y remata en un frontón curvo y volutas laterales con cogollos de frutas. Es obra vinculada a la escuela de Blas de Escobar, quizá se deba a su discípulo Alonso Rodríguez Lucas.
En el siglo XIX se añadió al retablo un zócalo de madera con una hornacina para alojar una Dolorosa, que venía a completar el significado pasional de la capilla.


Noticia del asalto en la prensa