viernes, 16 de febrero de 2018

CONCIERTOS DE CUARESMA







Sábado 24 de febrero de 2018
Tenebrae factae sunt: 
Música en tinieblas
Capilla conventual. 20:00 h.


Córo de Cámara UBI SUN?
Creado en 1995 por su director Jose Miguel Galán Sánchez-Cortés, el Coro de Cámara “UBI SUNT?” está dedicado exclusivamente a la interpretación de polifonía renacentista. Desde su creación, ha grabado dos trabajos discográficos y ofrecido más de 100 conciertos dentro y fuera de Extremadura.
Pertenece desde 1998 a la Federación Extremeña de Corales, con quien colabora anualmente ofreciendo conciertos didácticos y conciertos de Navidad.
Su repertorio fundamentalmente está compuesto por obras del compositor extremeño Juan Vázquez, así como de Tomás Luis de Victoria. De este último compositor abulense, ha interpretado en numerosas ocasiones sus Responsorios de Tinieblas, pertenecientes al Oficio de Semana Santa (Officium Habdomadae Sanctae).
Para el próximo día 24 de febrero en Zafra, ha preparado su concierto "Tenebrae factae sunt: Música en tinieblas". Se trata de una selección de cantos del Oficio de Semana Santa que incluye responsorios, antífona y motetes. Estos cantos irán acompañados de lecturas bíblicas del Antiguo y Nuevo Testamento para recorrer los momentos más importantes de la Pasión de Cristo, desde su entrada triunfal en Jerusalén, hasta su muerte.
Durante el concierto, y conforme se vaya acercando el momento último, todo irá envolviéndose en las tinieblas, y solo la sublime música del compositor Tomás Luis de Victoria mantendrá encendida la llama de la belleza y emoción que encierran sus composiciones.












Sábado 3 de marzo de 2018
Oratorio Musical de la Pasión y Cruz
Capilla conventual. 20:00 h.
















Coro ARS VIVENDI
En el año 2011 un grupo de personas deciden unirse para formar el Coro Ars Vivendi bajo la dirección de Ricardo Llamas. Profesionales de la música unos y amantes de la música con gran experiencia coral otros, pero con el mismo factor común, disfrutar y compartir esta pasión por la música con los aficionados al canto coral.
El repertorio de Ars Vivendi abarca una serie de estilos como la polifonía renacentista, obras corales barroca, repertorio clásico, repertorio sinfónico-coral romántico y  compositores del siglo XX. En  la Cuaresma de 2017 estrenó en la Real Parroquia de Sta. Mª Magdalena de Sevilla el Oratorio Musical “Pasión y Cruz” con formato musical diseñado por su actual director.
El programa para el concierto del día 3 de marzo, "Oratorio Musical de la Pasión y Cruz", consta de obras de Boëllmann, Vivaldi, Korsakov,Bruckner, Fauré, Palestrina, Arcadelt, Mozart y Händel a través de un recorrido por los distintos pasajes de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, acompañados de textos alusivos a esos momentos evangélicos.
El coro, además de su director fundador ha tenido diferentes directores invitados, siendo desde 2016 su director titular D. José Colomé: músico sevillano formado como director de coro, orquesta y banda en España, Austria y Reino Unido.Es, además, un incansable investigador de ópera y música sinfónica española y zarzuela, alcanzando su catálogo más de 50 obras reorquestadas y editadas.
















jueves, 1 de febrero de 2018

PIEZA DEL MES / FEBRERO 2018







































Morteros, almireces  
Bronce, mármol, hierro y madera
Siglos XV a XIX

Monasterio de Santa María del Valle, Zafra

El mortero es un vaso que, desde la cocina a la botica, se usa para machacar, con el auxilio de una maja, maza o mano, los componentes del guiso o la fórmula magistral. 

Hechos en materiales diversos, se reserva el nombre de almirez para los fundidos en metal que, además, por su sonoridad sirven como instrumento en la música folclórica.


El almirez pequeño es el más antiguo, probablemente obra granadina del siglo XV, que sigue patrones de tradición califal: decoración de nervios o costillas verticales alternantes y dos asas perforadas. Con la maza de hierro se molía el incienso para la liturgia. Al lado, hay otro similar, si bien es más tardío y su cuerpo octogonal. Proviene de la cocina monástica.


La forma usual de almirez a partir del siglo XVII es la acampanada. El fechado en 1733 lleva decoración alternante de balaustres y estrellas y una inscripción que dice «SOI DE AGVSTIN DE ACERO MDCCXXXIII». Se complementa con una maza anillada de bronce.


De los morteros de mármol hay dos troncocónicos del siglo XIX: el de mayor tamaño y gran maza de madera se usaba para moler almendra en el obrador. El otro, más pequeño, se usaba en la cocina y una de sus cuatro asas servía de vertedor. Mucho más antiguo, quizá del siglo XVI, es el mortero cilíndrico con dos asas.



 






Galería alta
Hasta el 28 de febrero de 2018

viernes, 5 de enero de 2018

MÁS DE 19.000 VISITANTES EN 2017



El Museo Santa Clara de Zafra ha cerrado 2017 con un registro de 19.087 usuarios, lo que supone un ligero incremento del 3% respecto al año anterior.
Los meses que más visitas hemos recibido han sido abril con 2.867 y diciembre con 3.403.
Según la procedencia de los visitantes la mayoría han sido españoles, alcanzando casi el 94%; de ellos los extremeños suponen el 34% y los vecinos de Zafra el 61% de esa cantidad. Los andaluces y madrileños, como años precedentes, se llevan la palma con el 22% y el 15%, respectivamente. Siguen valencianos con el 6%. Catalanes, castellanoleoneses y vascos suponen algo más del 3% cada uno. El resto de comunidades no superan esa cifra. Los extranjeros han supuesto el 65 de los visitantes. La mayoría, el 5% son europeos; seguidos de los americanos con tan solo el 0,7%.
Respecto de las edades de nuestros usuarios el 58% son adultos (entre 20 y 65 años), los jubilados suponen un 30% y los niños y jóvenes el 12%.


martes, 2 de enero de 2018

PIEZA DEL MES / ENERO 2018











































Santo Grial
 

Litografía enmarcada y reliquia del Cenáculo
Papel, cartón troquelado y dorado, madera y cristal
25.5 x 21.2 cm
Imprenta Sanchís, Valencia
Segunda mitad del siglo XIX

Monasterio de Santa María del Valle, Zafra


 



La tradición señala el cáliz conservado en la Catedral de Valencia como el que usó Jesucristo para consagrar el vino durante la Última Cena. Traído a la península ibérica hacia el siglo III, se guardó en el Monasterio de San Juan de la Peña (Huesca) hasta que pasó a Valencia. 

Es una pequeña copa de calcedonia, una variedad de cuarzo coloreado, fechada en torno al inicio de la era cristiana, a la que se le añadió un astil de metal con dos asas y un pie para sobreelevarla. 


Sería, aunque existen otros supuestos griales, la copa mística que desde el siglo XII se cita en los libros de caballería como anhelo de los héroes que los protagonizan.


La litografía, que reproduce un dibujo del pintor Vicente López grabado por Francisco Jordán en 1806, es una alegoría eucarística difundida como reclamo devoto hacia el grial valenciano. Sobre un pedestal clasicista, con un friso alusivo a la bendición de las especies en la Santa Cena, se muestra el cáliz rodeado de racimos de uva, espigas de trigo y querubines.


Las clarisas enmarcaron la estampa como fondo de una reliquia del Cenáculo de Jerusalén que, como enclaustradas, les serviría para un peregrinaje simbólico a Tierra Santa.











Galería alta
Hasta el 31 de enero de 2018



domingo, 24 de diciembre de 2017

Feliz Navidad



El  Museo les desea unas felices navidades con este detalle del Belén Napolitano instalado en el Museo.