martes, 1 de septiembre de 2020

PIEZA DEL MES / SEPTIEMBRE 2020

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Patenas e hijuela
Plata dorada
0.8 x 13.7 Ø cm
0.6 x 12 Ø cm
0.5 x 8.7 Ø cm
Siglo XVI-XIX
Monasterio de Santa María del Valle, Zafra



La patena es un platillo de metal noble, circular y levemente cóncavo en su centro, que sirve en la Liturgia Eucarística para contener la hostia, la forma redonda y delgada de pan ácimo que se consagra y consume. 

La patena ha evolucionado con el tiempo. En los primeros siglos, algunas eran como bandejas en las que se recogían las ofrendas de pan que, ya consagrado, se distribuían entre los feligreses asistentes. 

Durante el Medievo, cambia la liturgia y se acentúa el celo respecto de la Comunión, así como su consumo frecuente, lo que lleva al uso de la patena sólo por los sacerdotes, a su reducción de tamaño y a la utilización de plata u oro en su manufactura; si bien, se permitía su ornamentación con relieves, esmaltes e, incluso, cabujones.

Después del Concilio de Trento, se vuelve totalmente lisa para extremar su aseo y pulcritud como vaso sagrado que había de contener el Cuerpo de Cristo. De ahí nacen las expresiones populares «limpio como una patena» o «más limpio que una patena» o, sencillamente «como una patena».
La hijuela, que las acompaña, cubría la hostia antes del Ofertorio; mas, es raro que sea de plata, lo usual es que fuese de tela bordada y acartonada.

 

 

 

 

 

Galería alta
Hasta el 30 de septiembre de 2020

 

 

 

 

 


jueves, 27 de agosto de 2020

DONACIÓN AL MUSEO

Ayer, Carmela Montaño ha donado al Museo Santa Clara veintiséis rollos de película, grabados por ella y Estudio XX, sobre Zafra, la Feria de San Miguel y otras festividades locales, así como de otras localidades de nuestro entorno. Este legado pasará a formar parte, como depósito, de la Fototeca Municipal de Zafra.

Desde el Museo y desde el Excmo. Ayuntamiento de Zafra, la institución que lo sustenta, nuestro agradecimiento a Carmela por su donación.


 

 

 

jueves, 13 de agosto de 2020

Por el fallecimiento de una hermana clarisa, el museo permanecerá cerrado hoy, jueves 13 de agosto, y mañana por la celebración de su funeral. 

Sentimos su pérdida y lamentamos las molestias. 

Descanse en paz.

 

viernes, 3 de julio de 2020

Nueva iluminación de la iglesia conventual

La comunidad de hermanas clarisas, antes de que comenzase el estado de alarma, había contratado el cambio de la iluminación de la iglesia que se ha procedido a realizar en esta semana.
Les invitamos a contemplar la iglesia en el horario del Museo, el resultado es magnífico.








martes, 30 de junio de 2020

PIEZA DEL MES / JULIO-AGOSTO 2020







Emblema de san Ignacio de Loyola
 
Plata en su color, cincelada, repujada, burilada, calada y fundida
28.3 x 16 x 2.2 cm
Sin marcas. Taller andaluz
Siglo XVIII
 
Monasterio de Santa María del Valle, Zafra

 

Hasta mediados del pasado siglo, en la iglesia conventual se conservaba un retablo dedicado a la Virgen de la Antigua, que conocemos a través de una fotografía parcial, tomada por el catedrático Diego Angulo en 1927, que guarda la Fototeca de la Universidad de Sevilla. En ella se ve, además, una talla de san Ignacio de Loyola, que sostiene con su mano derecha este emblema iconográfico.


Vendido el retablo, la imagen pasó a la sacristía y de ahí a la iglesia del colegio de Villafranca de los Barros.

El emblema, que desconocemos porqué se quedó en el convento, es una pieza sencilla en la que se advierte el punteado del diseño realizado por el platero para comenzar su labor de cincelado en algún taller sevillano o cordobés de la segunda mitad del siglo XVIII. 

Consta de un mango del que surge un sol radiante, con rayos rectos y flameantes, en cuyo centro se muestra recortado el antiguo monograma IHS, abreviatura del nombre de Jesús en griego, que ha sido desarrollado en latín como Iesus Hominum Salvator o Jesús salvador de los hombres, traducido al castellano.

Fue el propio Loyola, uno de los fundadores de la Compañía de Jesús, quien adoptó en su sello como general de la orden dichas siglas rematadas por una cruz. Posteriormente fue asumido, rodeado de rayos, como emblema jesuítico.

Galería alta del Museo 
Hasta el 30 de agosto de 2020