martes, 5 de junio de 2018

PIEZA INVITADA / JUNIO-SEPTIEMBRE 2018

 























Custodia Procesional de 
la Colegial Insigne

Ostensorio
Plata dorada
Taller madrileño
1605

Templete
Plata en su color y dorada,
sobre alma de madera
José Portillo
Taller sevillano
1683

Cofradía Sacramental
Parroquia de Nuestra Señora de Candelaria, Zafra


 



La primera duquesa de Feria, en abril de 1605,  al instituir una fundación para dar culto al Santísimo Sacramento en la entonces iglesia mayor de Zafra, envió desde Madrid un ostensorio o custodia de plata sobredorada y facultó a la Hermandad Sacramental para aceptar cualquier manda o limosna. Lo que explica que desde 1683 esté incorporado a un templete procesional, que ofrendaron Alonso Sánchez Ortiz y su mujer Isabel Enríquez, mayordomos de dicha cofradía. 

El ostensorio muestra líneas clasicistas, propias de la platería de comienzos del XVII. Concebido como una sucesión de microarquitecturas, sobre las que tan solo resaltan una guirnalda, unos querubines y una fina decoración burilada, se coronada con un sol de rayos alternantes y cruz central, para acoger el viril con la hostia consagrada.


El templete o urna, de casi dos metros de altura, es ya obra plenamente barroca repleta de motivos naturalistas, cartelas y volutas repujados, a los que se suman algunos querubes en relieve. Consta de un pedestal mixtilíneo y cuatro columnas salomónicas que reciben arcos de medio punto y una cúpula bulbiforme, con su linterna, campanilla e imagen de la Fe en el coronamiento. Dentro, otra peana de movidas formas aúpa el ostensorio y se rodea de otras cuatro menores, que hacen lo propio con las imágenes de los Doctores de la Iglesia Occidental: san Ambrosio, san Jerónimo, san Agustín y san Gregorio Magno.


Las dos piezas carecen de marcas, pero mientras la autoría del ostensorio aún permanece anónima, la del templete está documentada como obra de José Portillo (c. 1650-1685), un platero sevillano que, a pesar de su corta vida, dejó una producción brillante.





Inscripción en la peana:
ESTA VRNA DIO DE LIMOSNA ALONSO SANCHEZ ORTIZ/ Y SV MVGER DOÑA YSABEL ENRIQVEZ SIENDO/ MAIORDOMOS DE LA COFRADRIA DEL SANTISSIMO SACRAMEN/NTO/ DE LA YG[L]EZIA COLEGIAL DESTA BILLA DE SAFRA [H]ISOSE AÑO 1683


 


Sacristía conventual

Del 5 de junio al 2 de septiembre de 2018

viernes, 1 de junio de 2018

PIEZA DEL MES / JUNIO 2018








































San Juan Evangelista 
Madera
58 x 15 x 10 cm
Siglo XVI

Monasterio de Santa María del Valle, Zafra


Desde que fue llamado por Cristo como uno de los Doce, Juan se convierte en su discípulo predilecto, testigo de su vida pública y autor, después, del cuarto Evangelio y del Apocalipsis. Presencia la Transfiguración en el monte Tabor y la agonía en el Huerto de los Olivos. En la Última Cena reclina su cabeza sobre el pecho del Maestro y a él le confiere el cuidado de su Madre poco antes de expirar en la cruz. 


La iconografía le representa joven e imberbe, portando un libro o un cáliz y escoltado por un águila. Pero es frecuente verle acompañando a la Virgen en el Calvario, una escena sacra a la que pertenecería esta talla.


En las clausuras conventuales menudeaban los altares con sacras hechuras, ornados con manteles y velas que, en un descuido, era fácil que ardiesen. Como ocurriría con esta imagen a la que el fuego preserva el rostro al quemarse desde abajo. Carbonizada e inservible para el culto, una monja la arrojó a un pozo de la enfermería para evitar su indignidad y lograr que las aguas descompusiesen la madera, propósito que no sea cumple a pesar de perder la poca policromía que restase.















Galería alta del Museo
Hasta el 30 de junio de 2018