sábado, 6 de mayo de 2017

DONACIÓN AL MUSEO



Hoy, sábado 6 de mayo, el Museo Santa Clara ha recibido una importante donación de la familia Álvarez Bustamante.

La pieza más importante es el manuscrito titulado “Protocolo General de toda la Hacienda, que al presente tiene este convento de la Cruz de Cristo de esta villa de Zafra…”. Un libro encuadernado en madera encorada con cierres de bronce, que consta de 1.908 páginas numeradas, más índices y dos hojas miniadas en su inicio. Está fechado en 1746.

Así mismo, la donación incluyó tres documentos sueltos: el “Título de Provisor de Causas y del Número a favor de D. Matías Sánchez Bolaños”, 1807;  una "Carta del Convento de la Cruz al Definitorio", 1830; y una nota del "Arrendamiento de la tierra del Valle del Monje", 1827.

Desde el Museo Santa Clara agradecemos a la familia, especialmente a María José y Guadalupe Álvarez Bustamante, su generosidad al compartir con la ciudad de Zafra estas piezas documentales que su familia ha conservado durante décadas y desean compartir con sus conciudadanos a través del Museo.

 

MENCIÓN HONORIFICA AL MUSEO (II)



Anoche en Las Tenerías, donde el Museo recibió una mención honorífica por sus diez años de trayectoria pública. 
Desde aquí nuestro agradecimiento a los Coros y Danzas El Castellar de Zafra. 
Fotos de Mendez Zama



viernes, 5 de mayo de 2017

MENCIÓN HONORÍFICA AL MUSEO (I)

El Museo Santa Clara recibe una mención honorífica, por sus diez años al servicio de Zafra, de manos de los Coros y Danzas El Castellar.

La entrega tendrá lugar hoy, 5 de mayo, dentro de sus ya tradicionales Juegos Florales de la Poesía, dedicados a "Dulce Chacón". 

Este año se celebran en el Teatro de Zafra. Salón Tenerías, 20:00 horas.

lunes, 1 de mayo de 2017

PIEZA DEL MES / MAYO 2017

 






CRUZ DE LOS EVANGELISTAS
Madera, metal y cristal
48.5 x 31.5 x 1.2 cm
Siglo XVII
Monasterio de Santa María del Valle, Zafra




Esta sencilla cruz relicario, que lleva inscritos los nombres de los cuatro evangelistas con un punteado metálico sobre la madera, nos recuerda que la cruz es uno de los símbolos más antiguos y difundidos de Oriente a Occidente, aunque con significaciones diversas según las culturas: numerológicas, de oposición entre la tierra y el cielo, de encrucijada entre la vida y la muerte o de espejo del fuego o del sol.

Será con el cristianismo cuando la cruz adquiera nuevos significados al convertirse en símbolo de la pasión de Cristo, de su victoria sobre la muerte y de la redención del género humano. 

Los primeros cristianos, dado su uso patibulario entonces, tenían cierta aversión a representarla, pero no a signarse y venerarla. De ahí cobra sentido el episodio del hallazgo o «Invención de la Santa Cruz», que La Leyenda Dorada atribuye a Santa Elena, madre del emperador Constantino. 


El descubrimiento en Jerusalén de la Vera o Verdadera Cruz, bajo un templo levantado a Venus por el emperador Adriano sobre el Gólgota, lo sitúa la tradición hacia el año 325 y la Iglesia lo celebra el 3 de mayo. 


Es la Fiesta de las Cruces o de La Cruz de Mayo, en la que se quiere ver resquicios de ritos paganos ancestrales. 


En Extremadura se celebra con intensidad en la villa de Feria. En secreto, los vecinos visten habitaciones-santuario con tules, gasas y rasos, donde exponen sus cruces abrazadas por laboriosas coronas de flores de talco y papel. Suntuosos árboles crucíferos que procesionarán sobre sus hombros en un colorido desfile callejero. 


Y al anochecer, en la plazuela, el auto sacramental La Entrega escenificará la milagrosa develación de la Santa Cruz.



viernes, 28 de abril de 2017

sábado, 8 de abril de 2017

EXPOSICIÓN TEMPORAL









PASIÓN

En estos días anunciadores de la floración, días de luz y redención, Zafra ve como el esfuerzo coordinado da como fruto una singular Semana Santa.

Alejada de mimetismos, mantiene un equilibrio estético entre el recargamiento del sur y la austeridad norteña. No en vano, Zafra, es fruto del mestizaje, de una rica mezcla que ha sido capaz de configurar en el tiempo una semana pasional de particulares características.

Quizá por herencia castellana o esencia puramente local o extremeña, las procesiones se desarrollan siguiendo rigurosamente el orden cronológico del relato evangélico. Pero, en ellas, el barroquismo y la teatralidad también son otros de sus componentes y los que las tiñen de regusto estético sureño.

Y de dónde es esa saeta espontánea que, a pie de calle o desde balcones o ventanas, surge de las entrañas del cantaor.

Las procesiones discurren por calles estrechas y plazas recoletas, donde color, sonido y olor forman un acogedor decorado que engrandece esta magnífica representación sacra de ocho días ininterrumpidos de duración. Un entramado urbano en armonía con esa marcha lenta, pausada del procesionar cofrade. Rincones que alcanzan un grado sublime de belleza cuando se conjuntan al paso del cortejo con toda esa amalgama de sensaciones sensoriales.

Pero, la Semana Santa zafrense es, ante todo, una compleja vivencia de profunda espiritualidad, en la que la belleza material y sensorial que la envuelve invita a la empatía y a la participación.

Imágenes, lienzos, libros y fotografías se aúnan para ofrecernos una visión de la Semana de Pasión y de cómo se vivía en la Zafra del pasado siglo.



PIEZAS EXPUESTAS
 

Última Cena
Grabado sobre papel
1689
Monasterio de Santa María del Valle. Zafra

Cristo amarrado a la columna
Madera policromada
Blas Molner Zamora
Sevilla, 1775
Monasterio de Santa María del Valle. Zafra

Cristo de la Humildad y Paciencia
Óleo sobre lienzo
Siglo XVII
Monasterio de Santa María del Valle. Zafra

Cristo escarnecido
Terracota policromada
Siglo XVII
Monasterio de Santa María del Valle. Zafra

Jesús Nazareno cargando con su cruz
Óleo sobre lienzo y madera
Siglo XVII
Monasterio de Santa María del Valle. Zafra

Piedad
Talla policromada, telas y plata
Siglo XVIII
Monasterio de Santa María del Valle. Zafra

Crucificado
Talla policromada
Segunda mitad del siglo XVII
Cofradía del Cristo de los Desamparados (El Silencio). Zafra

Crucificado
Dibujo. François Forster
París, 1842
Colección particular. Zafra

Cristo Yacente
Terracota
Daniel del Valle
Sevilla, 2008
Cofradía del Santo Entierro de Cristo y de María San-tísima de los Dolores. Zafra

Cristo Resucitado
Madera tallada
Juan de Ávalos
1969-1970
Modelo para el Cristo Salvador de la parroquia de Santa Teresa de Mondragón (Guipúzcoa)
Colección particular. Zafra

Virgen de la Soledad
Imagen vestidera
Siglo XVIII
Monasterio de Santa María del Valle. Zafra

Oración en el Huerto
1967
Fotos XX
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Cautivo y Rescatado
1984
Foto XX
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Nazarenos de la Cofradía del Rescate
1983
Fotos XX
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Jesús Amarrado a la Columna
1980
Fotos XX
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Amarrado a la Columna
1980
Autor desconocido
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Cristo de la Humildad y Paciencia
1966
Fotos XX
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Jesús Nazareno
1981
Fotos XX
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Jesús Nazareno
1964
Fotos XX
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Nazarenos en Capilla de San José
1967
Fotos XX
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Procesión del Silencio
1967
ANLU
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Cristo de los Desamparados
1985
Autor desconocido
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Rogativa Santísimo Cristo del Rosario
ANLU
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Santísimo Cristo del Rosario
1967
Fotos XX
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

Procesión del Santo Entierro
1960
1950
Autor Desconocido
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

“La Pajara Santa”
1966
Fotos XX
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

María Santísima de la Amargura
Años 50
Autor Desconocido
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

María Santísima de las Angustias
1984
Juan P.
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra

María Santísima de la Amargura
1984
Fotos XX
Archivo Histórico Municipal. Sección Fototeca de Zafra


PASIÓN
EXPOSICIÓN TEMPORAL

Galería alta
Del 8 de abril al 7 de mayo de 2017
Martes a sábado:
11:00-14:00 y 17:00-19:00 h.
Domingos:
11:00-14:00 h.

DISEÑO:
Museo Santa Clara de Zafra

COORDINACIÓN:
Juan Carlos Rubio Masa

MONTAJE:
Manuel Méndez Zama,
Guadalupe Rubio Navarro,
Justa Tejada Becerra,
Virtudes Rubio Martínez,
Carlos Rebosa Domínguez y
Jesús Ramos García.




sábado, 1 de abril de 2017

PIEZA DEL MES / ABRIL 2017








































Y EL ROCÍO REMEDIÓ LA SECA…
SOLEMNES FUNCIONES A LA PATRONA FREXNENSE

 

Papel
20.5 x 14.8 x 0.5 cm
Sevilla. Imprenta Real
1797 y 1825

Monasterio de Santa María del Valle, Zafra

Para una sociedad campesina, como la extremeña, la falta o escasez de lluvia era signo de desgracia. La tierra seca y los ganados sedientos anunciaban la inminencia de tiempos de carestía y penuria, que se volverían, si se prolongaba la sequía, de hambruna y enfermedad. 


Eran las consabidas épocas de vacas flacas, que tanto afligían a las gentes al entenderse, además, como azote divino por los pecados e ingratitudes infligidos al Altísimo.


Ante el común desamparo, solo valía al pueblo sufriente encomendarse a santos intercesores para alcanzar, a través de su mediación, el perdón de sus pecados, el alivio de sus privaciones y la sanación de sus dolencias.


Así se vivió en Fregenal de la Sierra en 1824. La sequía era tan «espantosa» que suplicaron amparo a su patrona la Santísima Virgen «en su adorable y peregrina imagen, con el misterioso título de los Remedios».


Trasladada desde su ermita a la iglesia mayor, comenzó un solemne novenario de rogativa, y «a pesar del excesivo calor llovió al tercero día, y llovió otros más», con lo que se mitigó la aridez y fue la cosecha abundante.


Reconocidos, los devotos vecinos frexnenses quisieron honrarla con unas solemnes funciones que duraron una semana de septiembre: luminarias, oficios nocturnos en las iglesias, rosarios callejeros y procesiones ocuparon tardes y noches. Pero, el día 25 se celebraría la «función de calle» más llamativa y celebrada: desfilaron 17 pasos, en los que personajes bíblicos, sibilas y virtudes escenificaban la santidad de Nuestra Señora y el agradecimiento de la villa.


Esta publicación formó parte del homenaje a la Patrona, cuya imagen en su templete dieciochesco aparece grabada en el frontispicio.




































MÁS NOTICIAS DEL MUSEO EN LA PRENSA / MARZO 2017